Raghad Hussein, la hija mayor del dictador iraquí, publicó el mensaje póstumo de su padre antes de ser ejecutado la madrugada del 30 de diciembre de 2006

A 12 años de la muerte del dictador Saddam Hussein, la mayor de sus hijas publicó en Twitter un mensaje que contiene las últimas palabras de su padre, antes de ser ejecutado en la horca la madrugada del 30 de diciembre de 2006.

Pueblo honorable, le confío mi alma a usted y al Señor misericordioso, que no defrauda al creyente honesto… Dios es grande”, fueron las últimas palabras de Saddam Hussein.

Hussein estuvo casi tres décadas al frente del gobierno de Irak y se convirtió en uno de los enemigos públicos más importante para los Estados Unidos.

Ya capturado fue condenado por el asesinato de 148 hombres y niños, esto como venganza por un atentado contra su vida en la ciudad de Dujail, en 1982.

Pese a que Twitter suspendió la cuenta de la hija del dictador, el mensaje se viralizó rápidamente.

Actualmente Raghad Saddam Hussein vive en Jordania.

En un mensaje anterior, Raghad había compartido una grabación en la que le pedía a los iraquíes que superen las barreras psicológicas que sufrieron desde que Estados Unidos invadió el país en 2003. Y dijo que su padre protegió el mundo contra “las ambiciones expansionistas iraníes”.

 

 

emb