Qiu Xiaoqi, embajador de China en México aseguró que su país terminará con la pobreza dentro de los próximos tres años

En menos de tres años, la pobreza quedará erradicada de China, aseguró el embajador de la República Popular de China en México, Qiu Xiaoqi.

Para el año 2020 culminaremos la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, cuando el ingreso per cápita se incrementará a 10 mil dólares y se habrá eliminado completamente la pobreza”, enfatizó el diplomático.

Dijo que con escasos 69 años de fundada la República Popular de China (RPCH) y más de mil 300 millones de habitantes, “hemos creado el milagro de China, mundialmente espectacular”.

Este año, agregó, se celebran también 40 años de la apertura de China, en los cuales se empezó desde dentro el camino del socialismo con peculiaridades locales, lo que ha permitido un crecimiento de 68 veces el PIB del gigante asiático.

En 40 años, el PIB de China se incrementó al pasar de 175 mil millones de dólares a 12 billones de dólares, lo que ha permitido al país convertirse en la segunda mayor economía del mundo.

En el marco de la celebración de los 69 años de la fundación de la RPCH y de los 40 años de su apertura, Qiu Xiaoqi destacó que el desarrollo y crecimiento que ha tenido su país le ha permitido elevar su presencia en la economía mundial de 1.8 por ciento a 15 por ciento.

Sacamos a cerca de 800 millones de personas de la pobreza, que representan el 72 por ciento de la población mundial que lo ha logrado. El Banco Mundial calificó a esta hazaña como una de las historias más grandes de la historia de la humanidad”, destacó.

Apuntó que China ha contribuido con más de 30 por ciento del crecimiento mundial, siendo así uno de los motores y estabilizadores más importantes de la economía global.

Continuaremos con la profundización de la reforma y la ampliación de la apertura y para el año 2035 materializaremos fundamentalmente la modernización socialista y China se perfilará como uno de los países moderadamente desarrollados”, enfatizó.

A mediados de este siglo, “China será un vigoroso país socialista, moderno y próspero, haciendo realidad el sueño chino de la revitalización de la nación”, destacó el ambajador chino.

 

EMB