Francisco se traslada a la localidad de Ariccia, cerca de Roma, donde permanecerá hasta el 23 de febrero

El papa Francisco se retiró hoy a la localidad de Ariccia, próxima a Roma, para realizar los ejercicios espirituales de Cuaresma con miembros de la Curia Romana hasta el próximo 23 de febrero, informó la Santa Sede.

El Papa, que esta mañana ha rezado el Ángelus dominical desde la ventana delpalacio apostólico del Vaticano, partió en autobús hacia Ariccia a las 16.00 horas locales (15.00 GMT).

Las jornadas de meditación llevarán en esta ocasión por tema ‘Elogio de la sed’ y se desarrollarán, como ha sido costumbre en los últimos años, en la casa del Divino Maestro de Ariccia, una localidad situada a unos 26 kilómetros al sur de Roma.

Será el sacerdote José Tolentino de Mendonça, vicerrector de la Universidad católica de Lisboa y consultor del Pontificio Consejo de la Cultura, el responsable de dirigir estas reflexiones que comenzarán hoy con una adoración eucarística.

El resto de los días, el programa prevé concelebraciones y adoraciones eucarísticas y meditaciones.

Hasta el próximo 23 de febrero, Francisco interrumpirá su agenda y no celebrará audiencias ni públicas ni privadas, ni siquiera la general que preside cada miércoles en la plaza de San Pedro.

jrr