El presidente de EU lanza en Twitter una nueva advertencia a Corea del Norte, un día después de amenazarla con ‘fuego y furia’

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siguió emitiendo advertencias el miércoles a Corea del Norte, al afirmar en su cuenta deTwitter que el arsenal nuclear de su país es más poderoso que nunca, aunque dijo que espera que Washington no necesite usarlo.

Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Es ahora mucho más fuerte y poderoso que nunca antes”, dijo el mandatario republicano.

Ojalá nunca tengamos que usar este poder. ¡Pero jamás habrá un tiempo en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”, añadió.

My first order as President was to renovate and modernize our nuclear arsenal. It is now far stronger and more powerful than ever before….

…Hopefully we will never have to use this power, but there will never be a time that we are not the most powerful nation in the world!

No estaba claro de inmediato si el presidente tenía pruebas para sustentar su declaración sobre la fuerza nuclear.

PALABRAS HUECAS

En los primeros días de su presidencia, Trump ordenó un estudio para garantizar que el disuasivo nuclear estadunidense fuera “moderno, robusto, flexible, resistente, presto” y adecuado a las amenazas del siglo XXI.

La Casa Blanca no ha publicado los resultados de la evaluación.

Un proceso de modernización iniciado por el anterior presidente Barack Obama está en sus primeras etapas, pero no hay cambios esenciales en la fuerza heredada por Trump el 20 de enero.

Stephen Schwartz, analista independiente de asuntos de armamento nuclear, calificó el alarde de “claramente absurdo”.

Escribió en Twitter que “nada ha cambiado en los últimos 201 días que incremente el poder general del arsenal nuclear estadunidense”.

This is patently absurd. Literally nothing has happened in the last 201 days to increase the overall power of the US nuclear arsenal. https://twitter.com/realdonaldtrump/status/895252459152711680 

Horas antes de los tuits de Trump, el secretario de Estado, Rex Tillerson, llamó a la calma y dijo que los estadunidenses no tienen “de qué preocuparse” a pesar del intercambio de amenazas entre el presidente y Corea del Norte.

jrr