Tras una exhaustiva revisión de parte de la Delegación de Vialidad y Transportes, se determinó que el 90 por ciento de los vehículos del transporte público de pasaje en general se encuentra en óptima condiciones para prestar el servicio; los que registraron anomalías deberán subsanarlas a la brevedad.

José Vallejo Carrillo, titular de la dependencia en mención, detalló que los taxis cumplen con los lineamientos requeridos en un 96 por ciento,  las aurigas en un 94 por ciento, las pulmonías en un 80 por ciento, así como el transporte urbano en un 85 por ciento.

En este último caso, especificó que son 15 unidades pertenecientes a la organización de Águilas del Pacífico y 65 a la Alianza de Camiones Urbanos, las que tienen que subsanar estos detalles.

“Estamos en comunicación con las organizaciones en el transporte para que esas unidades estén siendo reparadas o en su caso van a ser retiradas del servicio de transportación”, agregó.

Las fallas encontradas son principalmente en cuestión estética, ya sea por cristales rotos, asientos destrozados, llantas en  malas condiciones, falta de pintura, entre otras que no tienen nada que ver con daños en el motor.

Comentó que el único segmento que quedó pendiente ha sido el transporte de educandos, pero que será durante las vacaciones cuando estos sean checados.