Claudio Osuna Acosta, presidente del Colegio de Profesionistas en Contaduría Pública, declaró que para que le alcance el dinero y cumplir todas sus promesas de campaña, el gobierno federal que entrará en funciones el próximo primero de diciembre seguramente ejercerá a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) las facultades de comprobación a través de auditorías.

Recordó que actualmente mediante el programa de vigilancia la institución llama a los contribuyentes de manera “amigable” notar las diferencias de las discrepancias fiscales para que las aporten y de esa forma aporten en el gasto público.

“En el gobierno de López Obrador eso va a pasar, la facultad de comprobación de parte del SAT, es decir las auditorias. No creo que haya incrementos a más impuestos, no los va a haber, por ahí se hablaba de la eliminación del IEPS y particularmente de los energéticos. López Obrador se dio cuenta que si lo eliminaba no le iba a cuadrar la Ley de Ingresos con la Ley de Egresos”, apuntó.

Tras comentar que de puro IEPS, por cada litro de gasolina el gobierno se lleva entre 6.50 y 7.00 pesos, recordó que al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, este combustible costaba a 12 pesos y actualmente su precio es de 19.50 pesos.

Finalizó apuntando que se con esto se prevé que existan un mayor número de medidas recaudatorias pero sobre todo de control.