La falta de cultura de la donación de órganos en nuestro país hacen que sucesos como el ocurrido ayer en Guanajuato sea algo extraordinario.

Guanajuato.- Una joven y unas niñas fallecidas permitieron, por medio de la donación de sus órganos, que otras personas pudieran conservar la vida, de acuerdo a la investigación del noticiero “En Punto”, conducido por Denise Maerker.

La primera donación, que provino de una niña de ocho años que presentó muerte cerebral tras una caída, salvó la vida de tres personas.

Felipe, padre de Lucero, señaló: “yo me siento muy orgulloso, hablé con la mamá de mi niña, que yo me gustaría donar sus órganos para otras personitas”.

Por su parte, la segunda donación, que fue de 4 órganos, ocurrió en la ciudad de León, en donde se donaron un corazón, dos riñones y el hígado, mismos que sirvieron para salvar la vida de 4 seres humanos.