Para el dirigente estatal del PRI, Carlos Gandarilla García, los diputados locales de su partido han sido responsables en el ejercicio que desempeñan, pese a que parte de la ciudadanía los considera cómplices y traidores por haber aprobado las cuentas públicas de Mario López Valdez.

Tras manifestar que los legisladores han contribuido en la creación de marcos legales y jurídicos que permiten tener un sistema estatal anticorrupción, dijo que serán las autoridades correspondientes las encargadas de determinar las faltas en las que incurrieron algunos servidores públicos del sexenio anterior.

“Ya sea la Auditoría Superior, la Fiscalía General de Sinaloa y la propia Secretaría de Transparencia del Gobierno del Estado son quienes tienen facultad y la responsabilidad de rendir cuentas y que les quede claro a los sinaloenses cuál es y en qué incurrieron servidores públicos en función de su desempeño”, manifestó.

Gandarilla García, comentó que el PRI cree en la rendición de cuentas y que se tiene que generar un marco de confianza para la ciudadanía, por lo que los gobiernos emanados de su partido actuarán de tal forma en busca de dar el mejor ejemplo.

Enfatizó que los servidores públicos y ex gobernadores priistas que han sido sometidos a procesos judiciales han dejado de pertenecer al partido tras decisiones de índole interna.

Cabe destacar que Gandarilla García presentó esta mañana el evento de la mesa nacional de rendición de cuentas y ética que se llevará a cabo en Mazatlán este 9 y 10 de agosto y que son trabajos previos rumbo a la asamblea nacional a celebrarse el próximo sábado y a la que asistirá el presidente de la república, Enrique Peña Nieto.