Mazatlán, Sinaloa.- Policías municipales capturaron a una persona quien conducía una motocicleta y llevaba consigo un arma de fuego y varias dosis de droga.

La aprehensión ocurrió tras varios señalamientos y denuncias de personas quienes indicaban que dicha persona vendía droga en las calles.

El detenido se identificó como Miguel Antonio de 35 años con domicilio en esta ciudad.

La tarde de hoy, agentes preventivos quienes efectuaban un recorrido preventivo por calles de la colonia Ampliación Urías, son interceptados por unas personas quienes les informan que un sujeto a bordo de una motocicleta roja marca Italika (dan la descripción) vendía droga por lo que solicitaban su intervención.

Los agentes inician la búsqueda y al circular por la calle Ejidal, observan a una persona la cual coincidía con la descripción y circulaba a exceso de velocidad y sin portar el casco protector reglamentario.
Los uniformados le marcan el alto y tras explicarle el motivo de la detención, observan que en la moto se aprecia unas bolsitas color gris por lo que le solicitan realizar una inspección al vehículo y corporal.

Los policías encuentran 11 bolsitas color gris transparentes con la leyenda en su exterior escrita “Reebok” y en su interior contienen todas, una sustancia granulada y cristalina con las características de la droga conocida como cristal.
Además le hayan fajada en su cintura, una pistola escuadra de metal color plata calibre 25 milímetros abastecida en su cargador con un cartuchos útil del mismo calibre.

Ante tales pruebas y tras leerle sus derechos y explicarle el motivo de la aprehensión, el mencionado junto con el arma, la motocicleta que conducía y la droga, fue trasladado a las instalaciones preventivas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en donde se ordenó fuera canalizado de inmediato ante la instancia ministerial correspondiente.

La SSPM invita a la ciudadanía a que continúen reportando casos que pongan en riesgo su entorno social, así como denunciar de manera anónima al 911 o al 986 81 26 cualquier tipo de actividad o persona sospechosa, para salvaguardar el bienestar de las familias.