El diputado federal electo por el distrito 01, Maximiliano Ruíz Arias, destacó que se necesita desentrampar los temas pendientes que se tienen tanto en el proyecto de la presa Picachos  como en de la Santa María.

Tras destacar que el agua es fundamental para el desarrollo del sur de la entidad, dijo que en el primero de los casos -debido al desconocimiento de en qué condiciones se encuentra el proceso de liquidación con los comuneros-, se efectúa un censo, con la finalidad de llegar posteriormente a un convenio para la expropiación de las tierras, el cual debió haberse dado cuando se autorizó la construcción de esta obra.

“Tengo entendido que eso ya va bastante avanzado. Ojalá que en este mes o el subsiguiente ya se subvencione eso para entrarle a la cuestión del diseño del proyecto ejecutivo del distrito de riego 111”, apuntó.

Resaltó que el distrito en mención -que comprendería ciertos lugares de Mazatlán, Concordia y El Rosario-, traería un despegue a las casi 20 comunidades que abarcaría y un beneficio a más de 20  mil hectáreas, generando una gran cantidad de empleos.

Sin embargo dijo que deberá de detonarse el diseño, que estaría compuesto por 360 kilómetros de canales secundarios, y uno principal de 64 kilómetros hacia la presa, además de estaciones de bombeo, incluyendo el proyecto Miravalles-de más de 700 millones de pesos- que se encuentra pendiente y que podría catapultar la inversión.

Por otro lado, indicó que en el caso de la presa Santa María harán una investigación exhaustiva debido a que el proyecto se encuentra abandonado por la empresa ICA y cuya cotización pasó de 2 mil 520 millones de pesos a 4 mil 338 millones de pesos.

“Tú dices aumentar casi 2 mil millones de pesos más porque a alguien se le ocurrió fallar en el convenio que se tenía con la constructora, pues hay que investigar a ver por qué razón, si fue la constructora tendrá que tener responsabilidad legal sobre eso, si fue el patrón en este caso, el gobierno, habrá responsabilidad y tendrá que pagar lo conveniente”, agregó.

Por último Ruíz Arias enfatizó que existe consciencia de que la situación agrícola en la región depende de estos dos ingenios.