Wang Shubao quedó tetrapléjico a los 36 años tras un accidente automovilístico; su mamá de 75 años lo cuidó día y noche para lograr su recuperación

Dicen que como el amor de madre no hay dos, ellas están dispuestas a dar la vida por sus hijos pese a cualquier circunstancia.  Esto lo comprobó una tierna historia que se viralizó recientemente en redes sociales.

Tras estar 12 años en coma, el ciudadano chino Wang Subao, despertó y lo primero que vio fue a su madre parada a su lado.

De acuerdo con información de Jnnews, el hombre quedó tetrapléjico después de un accidente y su madre Wei Mingying, de 75 años de edad, lo cuido día y noche en su casa ubicada en la provincia de Shandong.

El accidente ocurrió en 2006 cuando tenía 36 años y la mujer empleó todos sus ahorros en los gastos médicosde su hijo, llegando a contraer incluso una deuda de 120 mil yuanes (más de 17 mil 300 dólares).

En ocasiones fue tan pobre que no comió en un  mes entero, lo que provocó que bajara drásticamente de peso.

Mingying comenzaba su día a las 5:00 para lavar la cara de su hijo, bañarlo, alimentarlo, asearlo, darle masajes y reposicionar su cuerpo a fin de evitar las úlceras.

Aunque el hombre aún no puede moverse ni hablar, ahora puede escuchar a su madre y sonreír en respuesta, según reportan medios locales.

Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él. Espero que pueda volver a llamarme mamá algún día“, dijo.

Fotografía: Jnnews

***MJPR***