La policía española clausura una fábrica que empleaba cajas de cartón con marcas internacionales apócrifas y tenía como principal mercado China

La Policía española, en colaboración con la Europoldesmanteló en laciudad de Girona (noreste de España) una fábrica de envasado de leche para bebés que empleaba cajas de cartón con marcas internacionales falsificadas y que tenía como principal mercado China.

En la operación fueron detenidas cuatro personas, de las que tres tenían nacionalidad polaca y antecedentes en su país y Alemania, y se intervinieron ocho toneladas del producto, informaron hoy fuentes policiales.

Los arrestados adaptaban el material falsificado al país de destino, por lo que ofrecían distintos formatos y marcas según su popularidad.

Según la Policía española, el producto, que era comprado al por mayor en Polonia al precio de un euro el kilo y entregado en Barcelona, no era nocivo para la salud pero sí entrañaba riesgo porque carecía de los nutrientes necesarios para un lactante y se fabricaba sin las preceptivas medidas de higiene y seguridad alimentaria.

De los cuatro detenidos, tres se encuentran ya en prisión y uno de ellos es considerado extremadamente peligroso por su vinculación con delitos contra las personas en Polonia.

La investigación comenzó gracias a un aviso de Europol que advertía de esta organización criminal, después de que las autoridades polacas desmantelaran una planta de envasado falsa en ese país, aunque sin lograr detenciones.

Esa operación provocó que la organización cambiara la sede de producción a España.

jrr