La niña guatemalteca que fue encontrada muerta en un cuarto en Playa del Carmen, no fue sufrió abuso sexual y la única lesión detectada, es un surco en el cuello que le provocó asfixia por ahorcamiento

La Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía Especializada de Atención a delitos contra la Mujer y por Razones de Género, informó que, de acuerdo a la evaluación ginecológica realizada a niña de 11 años que falleció al interior de un cuarto, se determinó que la menor no fue víctima de abuso sexual y tampoco observaron indicios de violencia física.

La necropsia practicada al cuerpo de la niña arrojó que presenta como única lesión, un surco ascendente en el cuello lo que le provocó asfixia por ahorcamiento, falleciendo probablemente entre las 06:00 y 09:00 horas del jueves”, aseguró la Fiscalía, a través de un comunicado.

La titular de la Fiscalía de Atención a la Mujer, Guadalupe Reyes Pinzón explicó que se practicaron los estudios meticulosos en conjunto con dos médicos legistas y peritos para obtener resultados verídicos y confiables.

Indicó que falta por realizar, en colaboración con peritos especialistas, la mecánica del hecho “para esclarecer cómo se registró el deceso de la menor de edad, la cual se localizó vestida con su ropa interior y un vestido en una cama, sin que se observará desorden en el cuarto ni indicios de violencia, en hechos registrados en la colonia Luis Donaldo Colosio, en la manzana 306, lote 15, al medio día de este jueves”.

La funcionaria refirió que, siendo la familia de un grupo étnico de Guatemala, se solicitó la colaboración de un traductor del idioma Chuj, por lo que se está a la espera que llegue a Playa del Carmen para realizar a fondo las entrevistas en su idioma y llevar a cabo, con los peritos y fiscales del Ministerio Público, la mecánica de los hechos para determinar cómo sucedieron los hechos que derivaron en su fallecimiento.

 

chg