Ante la frustración de haber sido deportado, Juan García no escuchó a quienes intentaron hacerle desistir de lanzarse al vacío; fue trasladado a San Antonio, Texas, en estado crítico

Después de ser deportado por autoridades de Aduana de los Estados Unidos, Juan García caminó algunos metros sobre la estructura del puente Internacional Juárez-Lincoln, antes de lanzarse de una altura de 18 metros.

El hombre de 32 años impactó su cuerpo sobre tierra firme lo que le ocasionó graves fracturas para luego ser trasladado en estado crítico a la ciudad de San Antonio, Texas.

Previamente había sido deportado por la frontera de Laredo, Texas, con la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Diferentes personas se acercaron al joven para que desistiera de su intento de lanzarse al vacío, pero este no escuchó y se tiró.

Juan, como todos los deportados, fue llevado a las instalaciones del puente Internacional, en donde se vigila que avancen y lleguen con la autoridad de Migración, del lado mexicano, pero sin mayor seguridad, lo que ha provocado diversos sucesos similares.

 

chg