Sin depender de nadie, el conjunto mazatleco de la juvenil menor varonil está a un paso de obtener el metal dorado olímpico, esto después de ganar su segundo juego 54 a 51 a la selección de Guasave en tiempo extra.

Pareciera que el alargar el juego y obtener el triunfo es el sello de la casa que encabeza Rafael Ballesteros, que hasta ahorita ha sido efectivo.

El juego fue muy vistoso en todo momento, captando la atención de todo el público debido a lo cerrado del marcador y las eufóricas porras de ambas escuadras, las cuales finalizaron el primer tiempo 26-27 a favor de los del norte.

En el tercer cuarto las circunstancias no cambiaron, y de hecho la ventaja aumentó un punto más, decretando un 36 a 38.

Llegó el momento de la verdad, el último cuarto que determinaría el rumbo mazatleco en esta categoría, por lo que no dejaron su destino a la suerte y se embistieron a la ofensiva de manera exitosa, logrando un empate de 47 puntos.

El tiempo extra estuvo lleno de angustia y de alegría por un lado, siendo los mazatlecos los que aprovecharon los tiros libres por falta y culminaron el encuentro 54 a 51 puntos.

Con este resultado, los porteños necesitan ganarle al conjunto ahomense para obtener directamente la medalla de oro para Mazatlán.