La suma de la indemnización no cubre ni la tercera parte de los destrozos que dejó el sismo en el recinto legislativo

A pesar de contar con un seguro millonario, el sismo del 19 de septiembre le saldrá caro a la Cámara de Diputados. Los daños fueron calculados en 88.9 millones de pesos, pero la institución legislativa recibirá 24.5 millones como indemnización.

Además, ante la tardanza en los trámites de reclamación, la Cámara se vio obligada a realizar contrataciones por la emergencia, las cuales solventará en su totalidad en un lapso de tres años —hasta 2020—.

Hasta el momento ha signado 18 contratos por 248.6 millones de pesos por la emergencia y de carácter preventivo ante otro temblor, esto último por el asentamiento que no sólo afectó al Palacio Legislativo, sino a la zona aledaña. Parte de estos gastos los asumirá la aseguradora.

De acuerdo con información en poder de Excélsior, el pasado 27 de noviembre, la Cámara de Diputados entregó a la aseguradora GMX la reclamación formal por 88 millones 990 mil 152.95 pesos; no obstante, sólo espera una indemnización por siete millones 405 mil 792.85 pesos por los daños y 17 millones 152 mil 343.81 pesos por pérdidas consecuenciales.

De los daños estimados, la empresa Grupo Mexicano de Seguros (GMX) aplicó un deducible por 63 millones 786 mil 329.52 pesos y un coaseguro por 17 millones 789 mil 30.59 pesos.

El año pasado, la Cámara de Diputados contrató el seguro para los bienes patrimoniales de abril a diciembre de 2017, por cuatro millones 940 mil 683 pesos. Debido a los procesos de reclamación, la instancia legislativa tuvo que volver a contratar a GMX hasta mediados de 2019 por un costo de 15 millones 713 mil 732.52 pesos. La contratación se hizo por adjudicación directa.

“Se emitió por parte del Comité de Administración de la Cámara de Diputados el acuerdo por el que se autoriza la contratación del seguro integral de bienes patrimoniales muebles e inmuebles propiedad de la Cámara de Diputados, instrumento a través del cual se otorga la autorización para la contratación mediante adjudicación directa por un plazo de 18 meses (del 1 de enero de 2018 al 30 de junio de 2019), tomando en consideración que durante el ejercicio fiscal 2017 era insuficiente el tiempo para llevar a cabo un procedimiento licitatorio”.

Mientras más pasa el tiempo, a la institución le ha costado trabajo asegurar el patrimonio, debido a la zona de riesgo.

El H, inhabitable

Las labores para poner pilotes en el edificio H, afectado por el sismo, están en proceso, pero se estima que será hasta septiembre, con la llegada de la LXIV Legislatura, cuando se pueda habitar el inmueble.

Las labores de nivelación costarán 187 millones 147 mil 276.80 pesos más 29 millones 943 mil 564 pesos de IVA, costo que no sólo incluye al edificio H, sino pilotes en los edificios A y B de carácter preventivo. Este contrato se signó con la empresa Pilotes de Control.

A la fecha se han llevado a cabo 48 perforaciones, 33 dados formados y colados, y dos pilotes colocados.

Los diputados aún padecen las consecuencias del desalojo de edificio H, pues 899 personas resultaron “damnificadas”, de las cuales 109 son diputados del PAN, 68 del PRI y 38 del Partido Verde.

“Debido a la falta de disponibilidad de edificios cercanos a las instalaciones de la Cámara, se solicitó como préstamo el edificio de la Auditoría Superior de la Federación, ubicado en la colonia Juárez, para reubicar a 145 servidores públicos, no obstante, aún existe un déficit de espacios físicos para reubicar a 234 personas más”.

La falta de espacios persiste, pese al arrendamiento de 60 oficinas móviles y cuatro unidades móviles para baños que se contrataron con Forza Arrendadora Automotriz y Structurall Sonora por 18 millones 800 mil pesos, cuya vigencia concluye el 1 de noviembre de este año.

EVALUACIÓN

La evaluación de condiciones de seguridad, habitabilidad y funcionamiento de los edificios realizada por el Director Responsable de Obra (DRO) y los levantamientos topográficos costaron tres millones 224 mil 800 pesos, monto que está incluido en lo reclamado a la aseguradora.

Excélsior dio a conocer que para quitar peso, se tuvieron que desmontar las placas de acrílico que conformaban el candil ornamental del Pleno de San Lázaro, con esto se tuvo un alivio de 20 toneladas.

Desmontar los 490 prismas de acrílico costó dos millones 342 mil 431 pesos y el servicio estuvo a cargo de la empresa HK Realiza Tu Espacio. Esto incluyó la revisión, ajuste, nivelación, aseguramiento y fijación de placas que conforman el candil y la filmación con equipo especializado.

A la empresa Sackbé, encargada de la restauración del Escudo de Bronce del Frontispicio del Palacio Legislativo, se le contrató por 462 mil 272 pesos para los servicios de inspección de daños, dictamen, sustitución de mármol y elementos de fijación de celosías.

Mientras que los trabajos correctivos de cubiertas traslúcidas, herrería, aluminio y cristal; instalaciones eléctricas, instalaciones hidráulicas y sanitarias estuvieron a cargo del proveedor Luis Guzmán Urbina por un monto de un millón 203 mil 395 pesos.

TAGS: Senado