El tesorero Ismael Barros Cebreros, dio a conocer que el Municipio dejará prácticamente listo a la próxima administración, recursos para el aguinaldo de los trabajadores, así como para pagos de nóminas, impuestos y de servicios.

Dijo que la administración saliente hará  un esfuerzo para dejar una deuda menor a la que recibieron al momento de tomar funciones, la cual ascendía a 57 millones de pesos y son producto de adeudos de otras administraciones.

“Realmente no estamos dejando deuda más que las que nos dejaron anteriormente, de 57 millones de pesos, porque es la única forma de bajar cuando recibes una deuda, bajarla con ingresos adicionales, lo que no hemos podido hacer este año”, comentó.

Por otro lado, comentó que se tiene la posibilidad en los meses próximos lanzar una campaña de descuento en el pago del impuesto predial.