Frente a la posibilidad de que aumente hasta en un 20 por ciento los productos importados de Estados Unidos en México, el sector agrícola propone apostarle a otros mercados, a la industrialización y consumir nuestros propios productos con el objetivo de no depender de nuestro país vecino.

Octavio Loaiza Torres, presidente de la Asociación de Agricultores Río Presidio, dijo que en caso de que la unión americana comete el grave error de ponerle arancel a los productos que se importan, se tendrá que dejar de hacerlo, como sería en el caso del maíz amarillo que se utiliza principalmente para la alimentación de ganado y mascotas.

“México no tiene porqué sentirse inferior a Estados Unidos, tenemos que empezar a ver y a voltear a Centroamérica y Sudamérica, a los mercados asiáticos y europeos para no depender de ellos. Tenemos que voltear a la industrialización y ser los consumidores de nuestros propios productos”, expresó.

Mencionó que es necesario que el gobierno federal ante la posibilidad de que se cierre la frontera, debe voltear a ver al campo e impulsarlo a través de políticas públicas, para poder ser autosuficientes y que Estados Unidos sea un cliente más y no dependientes del mismo.

Con respecto a la postura de Donald Trump de bloquear el supuesto paso indocumentados de nuestro país al suyo, indicó que aunque ambos países se necesiten entre sí, no se debe permitir.

“Creo que es un bufón, podría decir que si nosotros necesitamos de los Estados Unidos, Estados Unidos nos necesita a nosotros y mucho porque tenemos mano de obra más barata, gente trabajando en aquel país y que tiene su corazón en México”, añadió.

“Tenemos que tener una alianza, pero tampoco podemos bajar la guardia, no es momento, ni para el sector productivo, ni primario, ni industrial, incluso ni para el sector de mano de obra. Tenemos que voltear a otros mercados y si ellos no quieren nuestros productos, nosotros tampoco deberíamos querer los de ellos”.