La Secretaría de Turismo de Sinaloa, reveló números bastante positivos en cuanto a los resultados preliminares del periodo vacacional de verano –que tuvo lugar del 12 de julio al 19 de agosto-, tras contabilizarse una derrama económica de 4 mil 1 88 millones de pesos en la entidad y un alza en la llegada de visitantes de doble digito, hecho sin precedente.

Marco Antonio García Castro, titular de la dependencia estatal antes mencionada, en conferencia de prensa comentó que estos dividendos son resultado de la visita de 974 mil 530 turistas a los diferentes destinos, lo que representa un crecimiento exponencial de 38.3 por ciento en comparación al mismo periodo en el 2017, en el que Sinaloa recibió 704 mil 482 visitantes.  

Agregó que según las estimaciones de asociaciones de hoteles de Mazatlán, Culiacán, Los Mochis y los cuatro pueblos mágicos que existen en el estado, se tuvo una ocupación hotelera promedio del 86 por ciento entre semana y el 95 por ciento en fines de semana.

“La derrama económica de esta ocasión es un 10.6 por ciento más que el año anterior, cuando se reportaron 3 mil 785 millones de pesos”, comparó.

En el caso concreto de Mazatlán, García Castro reveló que este destino que fue el más visitado en toda la entidad, al registrar una ocupación hotelera del 85 por ciento entre semana y 96 por ciento en los fines de semana, producto de la visita de 686 mil 013 turistas, que es un 27.8 por ciento más que en el mismo lapso en el 2017, donde llegaron 536 mil 766 visitantes y la derrama en esta ocasión fue de 3 mil 293 millones.