El presupuesto de 150 millones de pesos etiquetado para la presa Santa María en este 2018 si bien es insuficiente, servirá para darle mantenimiento a este proyecto, en espera de que cuando entre en funciones el próximo gobierno federal la encuentre en construcción, declaró el presidente del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (CODESIN), Zona Sur, Sergio Escutia Zúñiga.

Dijo que lo óptimo sería que a esta obra que se prevé incremente el Producto Interno Bruto (PIB) de Rosario así como Escuinapa y el cual será el detonante del proyecto turístico más importante del sur de la entidad, el CIP Playa Espíritu, se le asignen entre 300 y 400 millones de pesos en el año en curso.

“Esos 150 millones ya están asegurados pero no son suficientes más que para darle mantenimiento a la obra, se requieren entre 300 y 400 millones de pesos más para que el próximo gobierno federal encuentre la obra en construcción”, apuntó.

Con respecto a la Presa Picachos comentó que si bien en su momento faltó socializar este proyecto, actualmente los comuneros tienen mayor disposición de llegar a un acuerdo para que se concrete la construcción de los canales de riego.

“Ya se dieron cuenta los que van a ser beneficiados de que ceder el terreno para que pase por encima la tubería o el canal, es darle valor hasta dos, tres, cuatro o hasta diez veces más, de lo que actualmente vale, inclusive los comuneros están en una actitud más positiva que en los tiempos de Atilano Román, no hay que dejar de lado que se ha avanzado para que siga el proyecto”, añadió.