Como un parteaguas al retroceso en el proceso de desarrollo democrático en la vida de nuestro país, consideró el coordinador municipal del Movimiento de Regeneración Nacional

, Luis Guillermo Benítez Torres la Ley de Seguridad Interior que recientemente fue aprobada por los diputados federales y actualmente se encuentra en el Senado de la República.

Consideró que esta iniciativa es un peligro latente pues las imprecisiones así como la vaguedad de esta ley le otorgaría a las fuerzas armadas permiso para que realicen de manera legal tareas de prevención y ataque a la delincuencia organizada y no organizada, cuando su labor es servir y proteger a la soberanía nacional, tal y como lo marca la constitución.

Detalló que con esta aprobación habría 10 amenazas pues tanto el Ejército como la Armada tendrían facultad de policía, no tendrían controles para salvaguardar los derechos humanos, permitirá que intervengan en protestas sociales, no contiene clara regulación del uso de la fuerza incluyendo el uso de la fuerza letal, además de que las exime de la obligación de brindar información de sus actividades porque esta será catalogada como confidencial.

“La ONU, la Organización Interamericana de derechos humanos, la comisión nacional de derechos humanos, muchas organizaciones no gubernamentales empresarios, artistas y sociedad en general, han podido percibir esta posibilidad de peligro latente del Gobierno Federal encabezado por Enrique Peña Nieto, persiguiendo el fin de que el senado no avale este dictamen”, añadió.

Puntualizó que esta iniciativa es una manera de callar las voces de la sociedad de parte del presidente de la república ante el descontento que existe entre el pueblo frente las pocas oportunidades de trabajo que existen en el país, el saqueo de recursos, los desvíos millonarios de cuentas en el extranjero entre otros.