Las bancadas del PRI y PAN en el Congreso de Nuevo León pidieron al gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, se abstenga de intervenir en su trabajo, porque no necesitan que otro poder les esté diciendo lo que tienen qué hacer.

A los diputados no les gustó lo dicho por El Bronco en el sentido de que analiza solicitarles un periodo extraordinario para revisar las cuentas públicas de los ex gobernadores Rodrigo Medina y José Natividad González, así como de la ex alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes.

El coordinador priista Marco Antonio González dijo que ellos ya se pusieron de acuerdo al respecto y el líder de la bancada panista, Arturo Salinas, puntualizó que el Congreso no está obligado a atender la solicitud del gobernador, que sí puede solicitar un periodo extraordinario, pero para algún asunto de su competencia.

Con información de El Universal