Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del Chapo Guzmán, siguió los pasos de su padre desde muy temprana edad, pues desde niño fue sometido a guerras y violencia.

Uno de los casos más polémicos en los que El Chapito estuvo envuelto fue el de la muerte de dos personas.

A los 21 años fue señalado como el principal sospechoso en el asesinato de una joven y un hombre que la acompañaba.

La mujer era una estudiante de intercambio que llegó de Canadá a México para continuar con su preparación académica.

Según la información, El Chapito, la estudiante y el otro joven coincidieron en un antro popular de la Ciudad de México y ahí el hijo de Guzmán tuvo una discusión por un asunto menor con el amigo de la mujer.

Iván Archivaldo creció con el ejemplo de un padre y un grupo de crimen organizado que resuelven los problemas con las armas, por lo que no dudó en utilizar la suya para quitarse de encima a los jóvenes.

La estudiante de Canadá y su acompañante murieron acribillados a balazos, presuntamente a manos del hijo de Guzmán Loera. 

Iván Guzmán no fue sentenciado por las dos muertes debido a falta de pruebas que demostraran su culpabilidad, pero un año después fue detenido por las autoridades luego de protagonizar un accidente de tránsito en el que se identificó al hijo del Chapo, quien llevaba consigo documentos falsos y recibió una condena por cinco años de prisión al encontrarlo culpable por el delito de lavado de dinero en favor de su padre.

Cuando Iván Archivaldo Guzmán Salazar cumplió 25 años, corrían solo tres años de su sentencia y fue absuelto por un juez, de nuevo por falta de pruebas. La autoridad legal fue señalada por estar al servicio del Cártel de Sinaloa.

Con información de Canal Tops Prohibidos.