El delito aumentó casi 600% en nueve meses; Veracruz, Puebla, Guanajuato y Querétaro son los más afectados

El crimen organizado continúa azotando a la industria ferroviaria. En 2017 se cometieron mil 752 robos a trenes, lo que representa un promedio de 4.8 diarios.

Además, en sólo nueve meses se disparó 570% el asalto; pues en el primer trimestre del año pasado se registraron 125 y en el último trimestre se reportaron 720 hurtos; mientras que en el segundo hubo 331 robos y en el tercero 576.

De acuerdo con el reporte de Seguridad en el Sistema Ferroviario Mexicana de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el cuarto trimestre afectó a 28 estados de la República Mexicana.

Veracruz es la favorita de los saqueadores con 276 robos acumulados en todo el año; en la lista le sigue Puebla con 230 casos, Guanajuato con 196 y Querétaro con 122.

De acuerdo con el reporte, las cuatro entidades concentran casi 50% de todos los asaltos cometidos en el año.

Las vías también resultaron afectadas. De acuerdo con el reporte, durante 2017 la delincuencia cometió 109 hurtos a componentes y señalizaciones de caminos.

refuerzan seguridad

El esfuerzo del gobierno de Veracruz en materia de seguridad no ha disminuido el robo a trenes de carga.

El último asalto registrado con violencia fue en enero de este año y cobró la vida de un elemento del Instituto de la Policía Auxiliar, quien fue emboscado en uno de los túneles ubicado en la región montañosa de Acultzingo.

Hasta el momento han sido dos los trabajadores de seguridad asesinados al tratar de impedir los atracos.

A pesar del aumento en las cifras, el presidente municipal de Irapuato, Guanajuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez, asegura que el delito de robo a vagones ha desaparecido en ese municipio.

“El delito está prácticamente erradicado de Irapuato, lo bajamos al 100%”, recalcó el político.

El 11 de noviembre del año pasado Excélsior publicó que tanto empresas ferrocarrileras como el gobierno municipal de Irapuato, instalaron casi 20 kilómetros de una barda perimetral en torno a las vías del tren que cruzan la capital fresera. La medida causó enojo entre los vecinos al inicio; sin embargo, de acuerdo con autoridades, esta decisión eliminó los robos al ferrocarril.

Por otra parte, debido a su tamaño territorial y frontera con Estados Unidos, Coahuila es el quinto estado más afectado. En total, 100 robos se cometieron en 2017.

A finales de noviembre del año pasado varios vagones descarrilaron poco antes de ingresar a los patios de General Motors en el municipio de Ramos Arizpe. El crimen robó los durmientes que permiten la circulación de los trenes.

Ante el incremento, las autoridades del estado del norte redoblaron la vigilancia.

En Hidalgo se cometieron 92 robos el año pasado. El 28 de diciembre autoridades policiales del estado confirmaron el aseguramiento de diez camionetas y un camión de carga en un operativo ante el intento de saqueo de granos de maíz a los vagones de un tren, en el municipio de Tepeapulco.

La acción policial permitió frustrar el robo que era cometido por varios sujetos, mismos que al notar la llegada de los uniformados estatales emprendieron la huida en distintas direcciones.

Además, el 15 de enero de este año, autoridades lograron detener a dos personas que intentaban robar un cargamento de botellas de whisky, en el mismo municipio de Hidalgo.

Se llevan la carga

De acuerdo con datos de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, los productos con mayor número de reportes de robo corresponden al ramo alimenticio, es decir, granos, cereales, harinas, abarrotes, azúcar, y vinos y licores.

Con una participación menor, los delincuentes roban productos terminados y de consumo, así como del ramo automotor y construcción.

-Con información de Lourdes López, Andrés Guardiola, Alma Gudiño y Emmanuel Rincón