En el marco del Día Mundial de los Anfibios que se celebra cada año durante el último sábado del mes de abril, el acuario Mazatlán efectuó actividades con jóvenes de bachillerato con la finalidad de crear consciencia del cuidado y conservación de las especies que entran en esta categoría.

Ángeles Cruz Morelos, coordinadora del departamento educativo de la paramunicipal, dijo que mediante pláticas, esperan mostrar la importancia de estas especies que actualmente se encuentran en agua dulce o salada.

“Estamos muy contentos de contribuir como departamento educativo y acuario a que los jóvenes se lleven un conocimiento que de verdad urge, que se multiplique, se conozca, mucha gente ve a un sapo y dice qué feo, pero no saben el valor que tiene un ejemplar de cada rana o sapo”, agregó.

Comentó que a partir del 2008, la institución Saving the Frog’s creó una iniciativa para la conservación de estos animales, por lo que acuarios y zoológicos de todo el mundo tomaron la estafeta contribuyendo con programas para su cuidado.

Refirió que algunos anfibios así como otras especies, se encuentran en peligro de extinción a consecuencia del cambio climático, el mal manejo de los ecosistemas, así como el crecimiento de las manchas urbanas.

Por su parte, Carolina Navarro Fuentes, responsable del herpetario en Acuario, dio a conocer que en México existen 376 especies de anfibios, ocupando el quinto lugar mundial y en el caso concreto de la región las comunes son la rana verde, el sapo gigante y el sapo de Mazatlán.