Un accidente ferroviario que pudo haber dejado consecuencias trágicas ocurrió esta tarde en Mazatlán.

Un automóvil Jetta color blanco con placas de circulación del Estado de México fue arrollado por el tren de carga en el cruce de la Avenida Pacífico en la zona de la Marina.

El vehículo compacto se dirigía rumbo a la plaza Galerías pero el conductor intentó ganarle el paso al tren.

El choque se registró directamente en la cajuela y aunque el auto fue embestido varios metros el chofer y su acompañante resultaron ilesos.

Personal de Cruz Roja y de Protección Civil acudieron al lugar del percance pero los asustados tripulantes no requirieron atención médica.