Culiacán, Sinaloa; a 08 de Octubre de 2016.- Por contar con órdenes de aprehensión en su contra fueron detenidas seis personas por investigadores de la Unidad Especializada en Aprehensiones (UNESA), dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado, en los municipios de  Ahome y Culiacán.

 Sin prejuzgar, atendiendo el respeto al derecho del principio constitucional de presunción de inocencia y que nadie es culpable de los delitos que se le imputan hasta que un Juez considere lo contrario, la PGJE informa que por contar con una orden de aprehensión por el delito de Uso Indebido de Documentos, fue detenido en Culiacán por orden del Juez Quinto Penal, Carlos Enrique Félix Beltrán.

Por el delito de Robo Agravado, órdenes giradas por los jueces Cuarto y Noveno del Distrito Judicial de  Culiacán, fueron detenidos Doroteo Ayón Rivera y Emmanuel García Rochín, respectivamente, mientras que por el delito de Robo Agravado y Violación librada por el Juez Cuarto del mismo Distrito Judicial fue detenido Iván Efraín Armenta Ayón.

Acusado del delito de Abuso de Confianza fue detenido en Los Mochis por orden del Juez Tercero del Distrito Judicial de Ahome Miguel Felician López y por el delito de Violencia Familiar fue detenido Jesús Eduardo Rafael Flores Zazueta, quien era requerido por el Juez Primero del Distrito Judicial de Culiacán.

Los detenidos fueron internados en los Centros de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito de Ahome y Culiacán, además fueron puestos a disposición de los jueces que los reclaman, quienes dentro del término legal resolverán su situación jurídica.

La PGJE refrenda su compromiso para hacer cumplir la Ley, con estricto respeto a los derechos humanos, para llevar ante los Jueces penales a todas aquellas personas que por algún delito sean reclamados por las autoridades judiciales, en especial aquellas acusadas de conductas ilícitas que afecten a las familias.

De conformidad a las disposiciones señaladas en el inciso I, apartado B del artículo 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales y  22 Bis de la Ley de Acceso a la Información Pública del Estado de Sinaloa; en observancia al Derecho de Presunción de inocencia, toda persona se presume inocente y será tratada como tal, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el Órgano jurisdiccional.