El boxeador tapatío pierde la calma e inicia un intercambio de empujones que no llega a más por la intervención de los mediadores

La temperatura se elevó en el estrado, en el intento de careo entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, pugilistas que volverán a intercambiar golpes este sábado en el segundo episodio de una contienda que terminó con empate en su primera edición.

‘Canelo’ Álvarez no aguantó la provocación de ‘GGG’ y dio el paso al frente para iniciar los empujones ante la mirada fija de su rival y el intento de los mediadores por contener las ganas que el mexicano tiene de noquear al kazajo.

                                             Foto: Reuters

El equipo del tapatío intervino, intentó calmar entre empujones, ante la protección del personal que acompañó a Golovkin, retador, pero al mismo tiempo consciente de su preparación y la motivación de ser el favorito en las apuestas.

 

Me enojó que siempre hablan detrás de las cámaras, pero cuando pasan al frente es cuando se arrugan”, argumentó Álvarez al respecto.

                                             Foto: Mexsport

El movimiento en el T-Mobile Arena se dio después que ambos peleadores subieran a la báscula y registraran un peso de 159 libras. El límite eran las 160.

No me gusta hablar, mañana les voy a demostrar lo que tengo que decir”, sentenció el tapatío.

                                             Foto: Mexsport

Estoy seguro de ganar”, dice Gennady Golovkin. “Gracias a todos los que me acompañan. Será especial la noche de mañana”.

‘Canelo’ y Golovkin subirán este sábado al ring, en Las Vegas, Nevada, en busca de un triunfo que ambos vieron frustrado en el primer pleito de una rivalidad natural.