El cuerpo del menor apareció a las afueras de una obra a mediados de octubre y sigue sin ser reclamado

La situación del pequeño que fue asesinado en Tultepec, Estado de México, sigue rompiendo corazones, pues a casi dos meses del hallazgo de sus restos, nadie ha ido a reclamar su cuerpo y por protocolo está a nada de ser enterrado en la fosa común.

El menor tenía entre uno y dos años y fue encontrado muerto a las afueras de una obra negra en Avenida Toluca dentro de Santiago Teyahualco, Tultepec, a mediados del mes de octubre.

De acuerdo con Excélsior, al momento de hallar los restos del niño abandonado, su cuerpo presentó varios golpes en la cara y en su cuerpo, además de que estaba desnudo y sólo estaba cubierto con una frazada.

La Fiscalía de Justicia del Estado de México (FJEM) señaló que la causa de la muerte del niño abandonado fue por traumatismo craneoencefálico, provocado por uno o varios golpes a la altura de la cabeza.

A dos meses del hallazgo del cuerpo, las autoridades del Estado de México informaron que hasta la fecha ningún familiar ha ido a reclamar el cuerpo, hecho por el que emitieron una alerta mediante redes sociales para determinar la identidad del menor y que alguien vaya por los restos.

Al no contar con detalles, la FJEM ha recurrido al retrato hablado para que alguna persona pueda identificar los restos del niño abandonado y reciba sepultura.

A pesar de que aún no hay fecha para llevarlo a la fosa común, el Servicio Médico Forense (Semefo) cuenta con un protocolo en este tipo de casos que detalla que en caso de pasar más de 90 días sin identificar los restos de una persona, estas deberán ser trasladadas y enterradas a la fosa común por cuestión de higiene.

Con información de Excélsior, A Fondo EdoMéx y La Policiaca

Fotos de Twitter