El delegado de Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sinaloa, Francisco Díaz Avendaño, dio a conocer que actualmente existe un proceso administrativo dirigido al Ayuntamiento de Mazatlán para que retire todo el alumbrado instalado en las banquetas del Centro Histórico.

Explicó que en esta zona en la que se ubican varios edificios históricos, la iluminación debe de ser con tiros de luz que no encandile y que además no genere sombra que no permita tener buena visión de los inmuebles.

“Además al proyectar, ya sea de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba se generan sombras, que te impide ver bien el edificio en la noche, aquí lo óptimo sería la iluminación con luz horizontal, se debe ensayar las veces que sea necesario para que el proyecto se realice”, añadió.

Ríos Avendaño dijo que si bien no existe una multa estipulada para este tipo de casos, se hace el exhorto por parte del INAH para corregir esta situación.
Recordó que estos trabajos se efectuaron gracias a la inversión del gobierno del estado, pero la autoridad municipal otorgó los permisos para la operación.