Un intercambio de disparos entre presuntos integrantes del crimen organizado y policías, que se registró en calles de la colonia Balcones de Alcalá, dejó un saldo de cuatro muertos

La tensa calma que reinaba en el municipio fronterizo de Reynosa se rompió la tarde de este lunes al morir cuatro presuntos integrantes del crimen organizado a manos de la policía estatal en una agresión y persecución que los civiles iniciaron.

Según reportes de los grupos de socorro de esta ciudad, los hechos ocurrieron a las 16:00 horas en las calles de la colonia Balcones de Alcalá.

Los cuerpos de auxilio recibieron el reporte de una persecución e intercambio de balazos entre agentes de la policía estatal y tripulantes de una camioneta Chevrolet Tahoe sin matricula de circulación.

Fue a la altura del cruce Alcalá y Pico Broad donde el chofer de la camioneta perdió el control y cayó a un dren pluvial que hay en medio de la avenida y que se encuentra frente a un concurrido centro comercial.

Las detonaciones y el golpe seco del vehículo llenaron de temor de los clientes de la tienda y los obligó a buscar refugio.

Momentos más tarde los agentes dieron a conocer que habían neutralizado a cuatro presuntos pistoleros, asegurando además del vehículo, el armamento que traían.

Los agentes acordonaron el área y dieron parte a la mesa en turno de la Unidad General de Investigación en turno para que tomaran conocimiento.

Con este hecho suman ya nueve los decesos que se han registrado en menos de 36 horas.

La noche del sábado para amanecer domingo células del Cartel del Golfoatacaron a diversos grupos de la estatal y como respuesta fue la muerte de cinco presuntos pistoleros.

jcp