Una nueva fisura se abrió el domingo por la noche a unos 19 kilómetros del volcán, lo que desató un alerta a través de los teléfonos celulares para que los residentes abandonen sus casas

Por imágenes como esta, en la que se observa cómo la lava avanza lenta pero contundentemente sobre las calles de Hawaii, inclusive devorando y consumiendo un vehículo Mustang, las autoridades de emergencias que luchan contra los flujos de lava y gases provenientes de la erupción del volcán Kilauea, advirtieron a los residentes que “dejen ya” sus casas por la apertura de una nueva fisura y la destrucción de estructuras.

Kilauea ha destruido 26 casas y forzado la evacuación de mil 700 personas desde que entró en erupción el jueves, arrojando lava y gases tóxicos volcánicos en una pequeña zona de la Isla Grande de Hawaii.

Una nueva fisura se abrió el domingo por la noche en la zona de Leilani States, a unos 19 kilómetros del volcán, lo que desató un alerta a través de los teléfonos celulares para que los residentes abandonen sus casas para evitar el dióxido de azufre, que en grandes niveles puede ser fatal.

Hasta el momento no se han reportado muertes ni lesiones graves por la erupción del volcán, según la Agencia de Defensa Civil del condado de Hawaii.