Platicamos con una exhostess y a un exmesero quienes nos mencionaron las razones por las cuales sí es importante que dejes propina. Foto: Pixabay

En México la propina no es obligatoria. El cargo por servicio incluido o el consumo mínimo no está permitido por ley en México. De acuerdo con la Profeco, puedes denunciar si esto sucede.

Pero de ahí a… ¿nunca dar propina?

Existen algunos casos en los que está totalmente bien no dejar propina, como aquellos en los que el personal es abiertamente grosero y la comida tarda mucho más de lo esperado, entre otros. Pero la realidad es que muchos meseros y empleados de restaurantes y comercios relacionados con el servicio al cliente viven de lo que tú dejas como gratificación.

Para demostrarlo, platicamos con una exhostess y a un exmesero quienes nos mencionaron las razones por las cuales sí es importante que dejes propina.

A ellos les hizo la diferencia.

Pamela fue hostess por tres meses. Había terminado la preparatoria y se había salido de la primera carrera que eligió.

Aunque su paso por el sector servicios fue breve, de tres meses, con el pequeño trabajo que tuvo, encontró que “necesitaba estudiar para tener un mejor futuro”.

Pamela asegura que desconoce las razones por las que en el lugar en que trabajaba los clientes no solían dejar propina, pues “era un restaurante para personas de buen nivel, económicamente hablando”; por eso mismo “a los meseros les molestaba bastante que no dejaran propina porque su ganancia era menos”.

¿Por qué? Por supuesto, la propina sí hacía la diferencia. En su caso, ella ganaba el mínimo y, cuenta, a la semana podía obtener al menos 800 pesos más gracias a la propina.

El caso de Mario era un poco distinto.

Él necesitaba solventar distintos gastos en casa y además los de sus estudios al no contar directamente con el apoyo de sus papás.

Mario fue mesero por aproximadamente dos años y sufrió distintos abusos a sus derechos laborales “al no tener un horario fijo, no contar con prestaciones, enfrentar a jefes abusivos y un ambiente de trabajo nada agradable”, según contó en entrevista a Dinero en Imagen.

Él cree que la propina sí debe ganarse. “Depende mucho de la atención misma, hay ocasiones en que el servicio no es bueno y el interés al trabajar se debe demostrar en la atención”. A pesar de eso, para Mario la propina también hacía la diferencia, al igual que Pamela y muchos meseros y trabajadores del sector servicios, pues él podía llegar a sumar 800 pesos más a la semana.

Realmente un mesero logra percibir un salario real a base de propinas, la paga ordinaria siempre es mínima, incluso de las propinas reales los jefes muchas ocasiones abusan”.

Quizá para muchos 800 pesos más a la semana o en tres días no representen mucho pero, si consideramos un salario mínimo de 102 pesos, ese dinero vale mucho más de lo que crees.

*livm