México buscará quedar exento de la salvaguarda anunciada por Canadá a productos de acero; según Ildefonso Guajardo, la afectación sobre las exportaciones mexicanas de acero es de unos 200 millones de dólares

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, dijo que rechaza y lamenta que Canadá no haya excluido a sus socios comerciales de los aranceles de 25 por ciento que Canadá impuso a siete categorías de acero, y que toca en dos a México.

Sin embargo, afirmó que tal salvaguarda impuesta por Canadá no tendrá repercusiones en la eventual firma del nuevo acuerdo de América del Norte (USMCA).

Guajardo dijo que la afectación sobre las exportaciones mexicanas de acero por la salvaguarda es de alrededor de 200 millones de dólares y que la salida para resolver el tema no es tomar medidas recíprocas.

Luego de una reunión con el consejo coordinador empresarial, Guajardo dijo que mandó un mensaje a sus homólogos canadienses sobre este tema, y cree que está afectando la integración de la industria acerera de América del Norte.

En la víspera, el Gobierno canadiense anunció la imposición de aranceles de 25 por ciento a siete productos de acero extranjeros, como una medida para apoyar a los fabricantes acereros y evitar casos de dumping, una práctica comercial que consiste en vender un producto por debajo de su costo de producción.

La justificación de Canadá es que las “importaciones excesivas” están perjudicando a su industria del acero.

El arancel canadiense comenzará a aplicarse a partir del 25 de octubre y estará vigente durante 200 días.