Se reúnen cuerpos de seguridad en el palacio municipal de Concordia Sinaloa para analizar lo ocurrido la noche anterior, cuando ocho personas fueron asesinadas, cinco de ellas por decapitación.

Elementos militares y de seguridad pública tanto de esa cabecera municipal como de Mazatlán y del Estado, se encuentran con el Alcalde.

Entre lo que se ve, pero es lo relativo al crimen de la familia de El Batel y la posibilidad de que más personas abandonen sus comunidades debido a las amenazas ya cumplidas de un grupo armado.