El candidato presidencial de Morena asegura que es una buena decisión combatir al narco dentro de la universidad

Andrés Manuel López Obrador respaldó la determinación del rector de la UNAM, Enrique Graue, de combatir el problema del narcotráfico y la violencia en la Máxima Casa de Estudios del país.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia consideró que fue “una buena decisión” iniciar la campaña de rechazo al tráfico de drogas que afecta a toda la comunidad universitaria.

Enseguida, el abanderado destacó que, ante todo, debe ser respetada la autonomía de la institución educativa más representativa del país.

“Yo sostengo que se debe de respetar, ante todo, la autonomía de la universidad y que deben ser el rector y el Consejo Universitario los que decidan la estrategia que debe de aplicarse para enfrentar los problemas al interior de la UNAM, ése es mi punto de vista; es lamentable que esto esté sucediendo, pero lo mejor es que se respete la autonomía y que se le haga caso al rector y al Consejo Universitario”, expresó en entrevista luego de una reunión privada en Saltillo, Coahuila, con militantes de Morena.

Al encontrarse en un estado que hace frontera con Estados Unidos, López Obrador reiteró su postura de que es mejor para México que las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se den después de la elección presidencial en nuestro país, ya que “es evidente y del dominio público” que hoy no hay una buena relación con el gobierno de Estados Unidos y, si se apresuran las negociaciones, “se  puede firmar algo que no convenga a México” ni a sus migrantes.

“Es mejor que nos esperemos a después de la elección,  porque no es buena la relación actual, hay muchos de-sencuentros, ni siquiera pudo ir el presidente (Enrique) Peña Nieto a Estados Unidos. No quiero opinar sobre quién fue el que canceló la cita, de quién es la culpa, no me quiero meter en eso, pero es evidente, es del dominio público que no son buenas las relaciones, no es el mejor momento para llevar a cabo la renegociación del tratado”, subrayó.

En este contexto de sentimiento antiinmigrante en Estados Unidos, el candidato presidencial de la coalición Morena-PT-PES sostuvo que “le cae muy bien al país” que los artistas y cineastas mexicanos sean reconocidos en la próxima entrega del Oscar, no sólo por su talento, sino porque siempre han mostrado su apoyo a los migrantes.

“Son muy buenos los cineastas mexicanos, merecen esos premios, esos reconocimientos. El cine mexicano tiene un buen momento, son extraordinarios estos directores, todos los cineastas y, además, ellos, desde posturas independientes, han expresado su apoyo a nuestros paisanos migrantes y eso lo veo con muy buenos ojos”, externó el abanderado de Morena a la Presidencia de la República.

López Obrador también aprovechó su paso por Saltillo para reunirse en privado con empresarios de esta región y presentarles sus propuestas.