AMLO dijo tener información respecto a que los magistrados de la sala superior del TEPJF son sujetos de presiones para negar la candidatura al Senado a Gómez Urrutia, exlíder minero

Andrés Manuel López Obrador demandó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación “no permitir las presiones” sobre los magistrados para fallar en contra del líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, candidato al Senado de la República por la coalición Juntos Haremos Historia.

Al  emitirse un fallo por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que condena al aspirante de Morena a pagar 54 millones de dólares a trabajadores mineros por denuncias que tienen su origen en el 2006,  el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia dijo tener información respecto a que los magistrados de la sala superior del TEPJF son sujetos de presiones para negar la candidatura al Senado de la República a Gómez Urrutia, quien, según el marco legal, estaría impedido para participar en la contienda si es que no se acredita que renunció a la ciudadanía canadiense.

Aprovechar para decirles a los magistrados del tribunal electoral que no se deben presionar en el caso de Napoleón Gómez Urrutia, porque tengo información que los están apretando para que tomen una decisión en contra de Napoleón Gómez Urrutia (…) yo le diría a los magistrados que actúen de conformidad con la ley y que no permitan la presión de nadie y que resuelvan con absoluta libertad, apegados a la ley” declaró en entrevista al señalar que el laudo tiene un trasfondo electoral.

Desde Pánuco, Veracruz, López Obrador consideró que los magistrados deben hacer cumplir la ley y descartar “cualquier cambalache”; ello en alusión a de que pudiera ser que al exjefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, tampoco se le permitiera contender al Senado.

Lo que tienen que hacer los magistrados es aplicar la ley, no cambalache; lo repruebo, lo rechazó, yo lo que no quiero es que las autoridades no sean títeres, sean peleles, que estén al servicio de la mafia del poder”.

En cuanto a la reunión pública que sostuvieron en un restaurante de la Ciudad de México, Gerardo Esquivel, asesor económico de López Obrador y Alejandro Ramírez, presidente de Cinépolis en medio del enfrentamiento con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios, del cual es miembro el empresario, López Obrador señaló que el encuentro “fue a título personal” de su asesor “pero que no lo reprueba ni descalifica” porque siempre es bueno mantener un diálogo y en esta ocasión surgió “de manera espontánea”, aseguró.

Fue a título personal pero no lo descalificó, qué bien qué hay diálogo, un intercambio de opiniones, no es un asunto procurado por nosotros en la campaña, es una decisión que ellos tomaron, no la descalifico” apuntó al reconocer que puede ser el primer paso a un acercamiento con este grupo de empresarios.

Sí, no tenemos problemas con nadie, nosotros no tenemos enemigos, ni queremos tenerlos, tenemos adversarios y los respetamos” reiteró.

En este contexto, ratificó que sigue en firme una reunión en los próximos días con integrantes de la Coparmex en la Ciudad de México, ante quienes hablará de los proyectos productivos que pretende impulsar, si se convierte en presidente de la República.

 

AMLO PIDE A INE SER IMPARCIAL

 

Previo a trasladarse a Tantoyuca, Veracruz, López Obrador le pidió al consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova enterarse del contenido de las encuestas que lo colocan como favorito para ganar la Presidencia de la República, ya que no comparte la idea sostenida por el funcionario electoral en cuanto a que “prevé un escenario cerrado” la noche del primero de julio.

Háganme un favor, mándenle al presidente del INE las encuestas porque a lo mejor no las ha visto, ojalá y se entere de que estamos más de 25 puntos arriba; además de que es muy irresponsable hablar así, él es muy imprudente, es lo menos que se puede decir” expresó.

jcp