La utilización del Zócalo de la Ciudad de México para concluir la marcha que se realizará el próximo domingo en protesta por los hechos de violencia ocurridos en Oaxaca enfrentó ayer al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Las diferencias se presentaron desde el pasado martes, cuando de manera tajante el Ejecutivo local dijo que “El Zócalo capitalino estará ocupado, estará siendo objeto de otras tareas, entonces simple y sencillamente que no se intente ir al Zócalo”.

Ayer el líder de Morena respondió a la negativa del mandatario capitalino para abrirles espacio en el primer cuadro de la capital del país a través de su página de Facebook.

Ahí informó que Yeidckol Polevnsky, secretaria general del partido, buscaría una reunión con el gobierno capitalino para “saber, en definitiva, si se nos va a garantizar el derecho constitucional de manifestarnos y estar en el Zócalo, en forma pacífica”.

Agregó: “Para también saber de qué se trata el gobierno de Mancera, hay varios indicios, pero con esto sería la definición de que es un títere y un pelele de la mafia del poder y ya pintaríamos por completo nuestra raya”.

En entrevista, luego de encabezar la Segunda Sesión Ordinaria del Consejo de Hombres y Mujeres Adultos Mayores de la Ciudad de México, el jefe de Gobierno indicó que se daría apertura al diálogo, como con cualquier otra organización que se manifiesta.

“Nosotros tenemos que estar en el diálogo como con cualquier otra organización”, dijo Mancera.

Cuestionado sobre los señalamientos del dirigente de Morena, el mandatario respondió: “Le mando un saludo al señor López Obrador”.

Ayer por la tarde se realizó el encuentro entre Yeidckol Polevnsky y la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, para analizar el tema y tras varios minutos de conversación se acordó que la movilización de Morena sí llegará al Zócalo, no obstante se dejó claro que no podrán utilizar la plancha, sino establecerse en el circuito, toda vez que se realizará una Feria de la Salud que se tenía contemplada.

Ayer esta zona estaba cercada con vallas y se inició la instalación de un escenario para el concierto que el próximo sábado ofrecerá la cantante Alejandra Guzmán, con motivo de la marcha gay que concluirá en este lugar.

En tanto, vía telefónica Andrés Manuel López Obrador invita a acudir a la protesta que se realizará a las 11 horas, del Ángel de la Independencia al Zócalo. La llamada se registra desde el número 55 36 84 31 00.

 

Con información de El Universal