El titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que no pueden descartar el error humano.

México.- El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que continúan los peritajes por el avión de Aeroméxico accidentado el pasado martes en Durango, por lo que esperarán los resultados oficiales para determinar si la empresa se hará acreedora a alguna sanción o incluso a la pérdida de su concesión.

Luego de participar en la reunión de la Comisión Interamericana de Puertos, que se llevó a cabo en la sede de la SRE, el funcionario federal señaló que la Aeroméxico tiene la responsabilidad de llevar a cabo un protocolo de mantenimiento y conservación en todas sus unidades, y si no cumplen con lo establecido “corren el riesgo de que se cancele su concesión”.

Luego, matizó su declaración agregando que las primeros indagatorias apuntan a que “están cumpliendo de acuerdo a ese protocolo, y la autoridad DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil) está viendo que sí se esté realizando permanentemente”.

Además, destacó que en estos momentos no se puede descartar que el accidente se debiera a un error humano, por lo que “está en la agenda y habrá que analizarlo”.

“No hay que olvidar que en muchísimos vuelos del mundo despegan en momentos de lluvia, neblina, hay equipos muy modernos para tener certeza, y hay dos factores: Servicios de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, que determina si hay condiciones para aterrizar o despegar por la naturaleza de los vientos, además del criterio humano del piloto, que también toma la determinación de si hace o no el despegue. Hemos visto pilotos que abortan un despegue o un aterrizaje”.

Sobre la posibilidad del error humano, el director general de Aeroméxico señaló que ya se han encontrado las dos cajas negras y en breve un equipo de expertos comenzarán a trabajar con ellas para conocer los detalles alrededor del accidente, en el que ninguna persona perdió la vida.

A pregunta expresa de la prensa sobre la responsabilidad de la torre de control del Aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria, Andrés Conesa declaró que “todos los aviones que despegan tienen la autorización de la torre de control, y no quiero especular, no conocemos las causas del accidente y pueden ser uno, dos, tres o varios factores; hay que esperar la investigación”.