El dirigente de la corriente indicó que es necesario que el partido permita ser al precandidato.

México.- La Corriente Crítica del Partido Revolucionario Institucional (PRI) expresó su preocupación frente a los resultados del precandidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña.

De acuerdo con el dirigente nacional de la corriente, Genaro Morales, “huele a derrota” porque el aspirante no conecta con la gente, lo cuál no es responsabilidad suya, pues no le han permitido ser candidato ni manejar su agenda o discurso.

En entrevista con Reforma, Morales Rentería, señaló que la estrategia del PRI ha generado precisamente que el precandidato se encuentre a la baja frente al puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

El dirigente de la corriente priista alertó que la situación es tan grave que supera a la experiencia de Francisco Labastida, primer priista en perder una elección presidencial.

Morales alertó que la renuncia de Enrique Ochoa a la dirigencia priista mandaría un mensaje de debilidad a los oponentes, aunque reconoció que existe enojo entre los cuadros por el “injusto” reparto de las candidaturas y quienes no se callan, acaban por irse a otros partidos.

Con información de Reforma