Desde temprana hora de este miércoles, mazatlecos se dieron cita en las iglesias de la localidad para tomar ceniza y con ello dar comienzo a la cuaresma, tras seis días de celebración del carnaval.

Diego Yael Díaz Velasco, seminarista, comentó que esta costumbre propia de la religión católica y que data desde el siglo I, invita a los feligreses a reconocerse como pecadores.
“La ceniza no significa que se nos van a perdonar los pecados como mucha gente lo piensa. Es un símbolo de arrepentimiento en el cual nosotros nos marca que somos pecadores, que debemos de ser humildes y esa humildad nos debe llevar a la conversión, reconciliación y a la penitencia por medio del sacramento”, expresó.

Dijo que durante los próximos 40 días, se les exhorta a las personas a reflexionar, reconocer sus pecados y qué quiere Dios nuestro señor para así en semana santa vivir la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Agregó que tras la llegada del Papa Francisco al Vaticano, en esta fecha se ha registrado repunte en las iglesias, en su mayoría de personas adultas.