La menor presentó un severo desgarre en la zona rectal debido a los constantes abusos

Una niña de doce años acudió al hospital de Acultzingo, Veracruz, para ser atendida por una supuesta enfermedad renal; sin embargo, tras estudiarlo, los médicos descubrieron que ella tenía signos de abuso sexual.

De acuerdo con El Debate, la menor cuya identidad fue protegida por la ley visitó el nosocomio del Hospital Regional de Río Blanco el pasado 17 de diciembre, luego de que su padre afirmara que ella estaba sangrando mucho en sus partes íntimas.

El hombre de oficio albañil, identificado como Andrés ‘N’ de 36 años, aseguró a los médicos que su hija ‘estaba enferma’, pero que no sabía exactamente de qué.

Una vez que el cuerpo médico revisó a la menor, los galenos descubrieron que la niña había sido violada al menos en doce ocasiones, esto, por las severas heridas que tenía en sus partes íntimas y las dos hemorragias que presentó al llegar al hospital.

Al momento de solicitar una explicación por parte del cuerpo médico, el padre intentó huir, pero la esposa del agresor lo denunció, hecho por el que quedó detenido por las autoridades locales.

En su defensa, el papá señaló que no pudo contenerse ante las ‘provocaciones’ de su propia hija al señalar que ‘estaba muy bonita’.

Una vez realizada la denuncia penal, el albañil fue detenido por la Policía Ministerial Acreditable (PMA) y será llevado a proceso para que sea un Juez de Control quien determine su situación jurídica por los delitos de abuso sexual y pederastia agravada.

Por otro lado, los elementos del Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF) reportaron que tanto la niña como su madre están bajo tratamiento psicológico por la violencia intrafamiliar a la que fueron sometidas.

Con información de El Debate, La Policiaca y Tabasco Hoy