Con la intención de reducir la cantidad de desechos y así contribuir a la conservación de las playas, Acuario Mazatlán organizó una jornada de limpieza con la colaboración de alumnos del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar.

En el área adoptada por la institución, que comprende casi 4 kilómetros, se localizaron colillas de cigarro, botellas de plástico, envoltorios de comidas, latas de bebidas, taparroscas además de residuos de confeti y serpentinas, producto de la reciente fiesta de carnaval.

Conscientes del daño que la basura causa a la fauna marina, estudiantes de la especialidad de Acuacultura del CET del Mar, comandados por el profesor Fernando Bernal Millán participaron activamente en la colecta y trasladaron los residuos al plantel para llevar a cabo la separación.

Gabriela Delgado, administradora de la paramunicipal, antes de iniciar las labores de limpieza explicó la importancia de promover este tipo de actividades en pro de la preservación de los mares.

“Nuestra intención es por supuesto una playa limpia, pero también queremos ser modelo a seguir, no solo tenemos derecho a disfrutar de la playa, mantenerlas libres de basura es tarea de todos. Recordemos que ahí habitan miles de especies”, explicó Delgado Ponzo.

Por su parte el maestro Fernando Bernal, agradeció a la institución la invitación a esta actividad y se comprometió a trabajar en coordinación para acrecentar el número de voluntarios que acudan a unirse a la causa.