Un rascacielos de 45 pisos abandonado en Caracas, conocido como la Torre de David, quedó inclinado en sus últimos cinco pisos

Un poderoso terremoto azotó la tarde de este martes la costa de Venezuela, sacudiendo edificios hasta Colombia, afectando algunas estructuras en Caracas y sembrando pánico en las calles, pero sin provocar víctimas.

El sismo de magnitud 7.3 se sintió hasta en islas caribeñas cercanas como Trinidad y Tobago, que en algunas zonas se quedó sin servicio eléctrico y Santa Lucía.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por su sigla en inglés) informó que el epicentro fue 21 kilómetros al noroeste de la localidad de Yaguaraparo, en el estado de Sucre, una zona de comunidades pesqueras pobres.

Las autoridades de Venezuela dijeron que el sismo provocó algunas afectaciones en edificios.

Un emblemático rascacielos de 45 pisos abandonado de la capital, conocido como la Torre de David, quedó inclinado en sus últimos cinco pisos, según información del gobierno venezolano.

Hasta la fecha no hay pérdidas humanas, ni lesionados. Hay algunas fallas estructurales en algunas edificaciones que los funcionarios expertos de protección civil y bomberos están haciendo todas las evaluaciones”, dijo el ministro del Interior, Néstor Reverol, a la televisión estatal.

La petrolera estatal venezolana, PDVSA, informó que sus refinerías y operaciones en la Faja del Orinoco -la región productora más importante del país- no habían sufrido daños por el sismo.

jcs