El aumento en el precio de los combustibles ha provocado una necesidad creciente de ahorrar todo lo posible, y nuestra forma de conducir repercute mucho en ello.

Ya no solamente se trata del gasto (aunque la mayoría sea en lo único que se preocupa), sino del importante daño que se genera como consecuencia del abuso de los combustibles. Por cada 2.7 kilogramos de combustible, se desprenden a la atmósfera 8.6 kilogramos de dióxido de carbono.

Foto: Cuartoscuro

Aunque no te importe el tema del medio ambiente, ahorrar combustible, hará un cambio más allá de tu cartera.

Sin embargo, no todos los consejos para ahorrar gasolina, son del todo útiles o eficientes. Te decimos los 5 más efectivos para ahorrar gasolina.

Calentar tu auto

Uno de los más grandes mitos es que debes calentar tu auto en las mañanas para que funcione mejor. Esto es eso, un mito. La mayoría de los autos modernos, no necesitan calentarse. De hecho, avanzar en tu auto, lo calentará más rápido que dejarlo encendido por unos minutos. En general, mantener funcionando el motor cuando no es necesario, como en atascos en donde no avances por más de un minuto, gastará mucha gasolina.

Si algo te tomará más de un minuto, es recomendable apagar el motor. Hacer esto no gastará más gasolina como algunos creen, al contrario. te ayudará a ahorrar. No siempre está en nuestro control estando en el tráfico, pero sí es recomendable hacerlo de vez en cuando.

No corras

Foto: Especial

Sin duda, uno de los factores más importatnes en términos de ahorro de gasolina, es la aceleración; y entre más aceleres, más gastas. Podrás pensar: “pero si llego más rápido gasto menos”, error. Si en lugar de ir a 80 km/h vas a 100 km/h, por ejemplo, disminuirás la eficiencia de combustible aproximadamente en un 15 por ciento.

Muchas cosas intervienen en el gasto conforme a la velocidad, como la resistencia al viento. Para términos inmediatos, entre más rápido vayas, más gastarás; así de sencillo. La velocidad ideal es alrededor de 60 km/h. Muy parecido a los límites en avenidas grandes. Ir más rápido no solo será inútil sino que te hará gastar más.

No manejes como loco

Este punto va un poco de la mano con el anterior. Y esque es bien sabido también, que los cambios bruscos y ‘frenones’, hacen trabajar tu motor para conseguir gasolina. No es que ‘frenar gasta gasolina’ sino que entre menos tengas que recuperar y la necesidad de acelerar, ahorrarás mejor. Aquí puede entrar la técnica de frenar con motor, que como te hemos explicado, no gasta combustible y te ayuda en estos casos.

Recomendamos: ¿Tu internet se traba?, así puedes descubrir la razón.

Checa tus llantas

Foto: Archivo

Llantas con presión bajas, pueden disminuir la eficiencia de kilómetros por litro hasta un 3 por ciento. Es conveniente que revises la presión indicada en el manual de tu auto o en los costados de las puertas. Por lo regular, la presión indicada ronda de 30 a 35 libras por pulgada cuadrada (psi).

Aunque sobreinflar tus llantas te dará mayor eficiencia, no es recomendable inflarlas demasiado, pues puede ser contraproducente, toda vez que puedan reventar o hagan más difícil frenar mientras das vuelta. Trata de encontrar ese equilibrio sin ponerte en riesgo.

Maneja menos

Foto: Especial

Sí, seguramente no te hará tanta gracia este punto, pero tampoco te hará gracia ver tu cartera cuando ya no puedas con tanto gasto. Por el contrario, cuando lo intentes, verás nada más que ventajas. Si de plano no puedes dejar el auto, tampoco se trata de que lo cambies, sino que lo uses menos.

Camina o usa bici de vez en cuando; te decimos solo algunas de las ventajas.

  • No gastarás nada
  • No contribuirás a las emisiones contaminantes, ni a la congestión; harás más vivible la ciudad para todos. 
  • Te mantendrás en forma
  • Vivirás lo que muchos habitantes viven todos los días y para la próxima podrías ser más empático
  • Te acordarás de esto cuando veas tu cartera.